28 may. 2008

La compañera de juergas

Hay que admitirlo, hay mujeres con las que uno se juerguea mucho mejor que con otras. Las razones varían entre cada uno de nosotros, mi razón es que ella toma ron y dura hasta el final, además es simpática y la paso mostro con ella. Pero que pasa cuando tu compañera de juerga, aquella fémina con la que terminas ebrio en todo tipo de reunión, te empieza a gustar... ahí hay un serio dilema que me gustaría explorar con ustedes.

Existen distintas mujeres con las que te encuentras en la vida, las que deberían ser las madres de tus hijos, con las que deberías estar, con las que deberías salir, tus amigas, etc... pero en mi poca experiencia he visto que no muchos de nosotros nos encontramos con una compañera de juerga, esa que te hace dudar entre salir con ella o salir con tus patas, por el simple hecho de que, es probable que con ella tengas una mejor juerga. Todo va bien, porque ella tiende a caerle muy bien a tus amigos, es sociable, es graciosa pero tu sabes que es solo eso, nada más. Los problemas ocurren cuando empiezan los roces entre ambos, en mi caso fue en el cumple de un amigo, la llevé a la reunión (ella también conoce a mi amigo) y estuvimos ahí hasta las 7:30 am en una tranca de aquellas. El resultado, paso lo que tuvo que pasar esa mañana. Semanas más tarde, en otra fiesta, básicamente paso lo mismo, y desde entonces no la he visto, ni pienso verla. La razón es muy simple, no se que haría si la veo. Mucha gente me puede decir que soy un maricón por estar en una disyuntiva tan infantil, pero dentro de sí ustedes saben que también han estado en este estado, o en uno peor.
Lo que me motiva a publicar esto es que usando la lógica, simplemente no debería ni pensar en ella, porque hasta donde yo se, ella sale con otro y tenemos vidas muy distintas. Pero no puedo dejar de pensar en ella, aunque ahora lo estoy logrando. Los psicólogos tienen mucha razón, si no tienes el estímulo presente, la respuesta adquirida desaparece (Experimento de Pavlov).

Y ahora viene la moraleja, a terrible, terrible y media.