19 oct. 2005

Los Matris

Te llega la invitación para un matrimonio. Se lo cuentas a tu enamorada y automáticamente te pregunta:
“¿Y ahora qué me voy a poner?”
como si uno fuera su asesor de imagen. Te armas de valor, abres su closet, y propones los diferentes atuendos que te parecen adecuados para la ocasión. Ella evidentemente responde:
“Ya me lo puse, ya no está de moda, ya no me queda, ya me lo vieron, no me gusta cómo se me ve...”
y eso que ella se lo compro después de varios kilómetros de caminata por todas las tiendas de Lima, y provincias. Te agarras la cabeza y respondes:
“Ponte lo que quieras, todo te queda muy bien.”
O es una mentira piadosa, o realmente todo le queda bien, o simplemente quieres cerrar el tema rápido. Ella se enfada y dice:
“Ahora me vas a hacer gastar un montón de plata en un vestido, y no sólo eso, en zapatos y cartera, medias de repuesto y peluquería para verme bonita para ti.”
Ante lo que sabiamente respondes:
“Mi amor, tú decide.”
A los pocos días vuelves a recibir una invitación para ir de compras por el puto vestido, y si tienes suerte, tienes algo que hacer y es importante, por lo cual quedas excusado. Luego recibes 20 llamadas para preguntarte:
”¿Es de día o de noche?”
Perfectamente comprensible.

“¿Va a ser al aire libre?”
Por la p… m… ¿Cómo vas a saber eso?

“¿Sabes si vamos a estar parados en pasto? Porque si no, no puedo ponerme
zapatos bajos...?”
¡¡¡¡Carajo!!!!
”¿Sabes con quiénes vamos a estar en la mesa para que me averigües qué color y tipo de vestidos van a usar?”
Eso es el colmo.

Luego, días antes te enseña el vestido que se compró, y uno se ve obligado a mentir diciendo:

“Mi amor, qué linda estás.”
Llega el día de la boda y ya no quiere ir porque dice que no conoce a nadie. ¿Y todos los preparativos... qué? Le dices con mucha gentileza:
“Ok mi amor, voy un ratito a saludar a los novios y regreso"
Ella te dice:
“Está bien, pero si están tus amigos no te preocupes por mí, quédate en tu reunión.”
Huele a problemas. La enamorada te está acorralando para después sacarte en cara que tú sí te vas a chupar con tus amigos y ella se queda en casa deprimida y sola. Repites que vas saludas a los novios y te regresas, sólo para evitarte problemas.

El matrimonio es a las 7:00 p.m. y ya estás casi listo para salir cuando el teléfono suena, y te ves obligado a contestar. Es ella, y te dice:
“Amorcito, ya me animé. ¿Me vienes a recoger a las 8:30 p.m. ó 9:00 p.m.?”
Tú piensas: “¡Oe, no es discoteca!”, y le contestas:
“Pero… mi vida, esto es a las 7:00 p.m., y la novia no va a esperar a que estés lista...”
Cortante te dice:
”Ok, ven al toque que ya casi estoy lista.”
Llegas casi a las 7:00 p.m. a su puerta… te recibe en jean y polo diciendo:
“Calienta el agua, al toque me baño y me cambio, y estamos saliendo en máximo 20 minutos. La novia siempre llega tarde porque a las damas se les espera.”
Ya estás ahí y no la puedes mandar a la mierda porque si lo haces, no hay sexo por los siguientes 3 días. Pasada media hora te dice:
“Disculpa mi amor, es que la terma demora en calentar.”
Llegas a la boda alrededor de las 10:30 p.m. Tu enamorada está usando el primer vestido que encontró el otro día en su closet, no fue a la peluquería, y se divierte más que tú. Al fin terminó la fiesta y son las 3:30 a.m. De regreso a casa muy cansado te dice:
“Amorcito, cuando nos casemos yo quiero que mi boda sea..." y empieza a enumerar todo lo que te pareció horrible y nunca te ha gustado.
Tú respondes:
“Eso lo discutimos con la cabeza fresca, hablémoslo mañana.”
Y piensas: "La única razón por la que me querría casar contigo en este momento es por la despedida de soltero que me darían los salvajes de mis amigos.” Mientras ruegas a Dios que la ilumine y le dé puntualidad y a ti fuerza de voluntad para aguantarla un mes más.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta es una de las mayores verdades que he leído en mi vida.

El Cuerdo dijo...

Las mujeres se ponen bonitas PARA NOSOTROS cuando vamos a pasar la noche con ellas. En un matrimonio, o en cualquier otro evento social, se ponen bonitas porque quieren resaltar entre las otras mujeres o para intentar que no se nos vaya el ojo por ahí. Las cosas como son.

Mosto Verde dijo...

Las niñas se arreglan para joderte la vida, ya que despues de un rato tratan de llamar tanto la atencion, que no falta el borracho que les dice algo. y para pinche colmo, te dicen que las defiendas. gran pelea y muchas veces despues te dicen que agresivo que estas y te dan el nombre del psicologo con su numero y tarifa.

Emilio Betti dijo...

señores:

Las mujeres siempre se ponen bonitas para ellas. Porque quieren sentirse mejor. Si se quisieran poder bonitas para nosotros, se pondrían un liguero y nos encerrarían en un cuarto con ellas.

Así de simple

Anónimo dijo...

las mujeres tienen la maldad en las venas, ellas no se ponen bonitas por ti, NO, ellas se ponen bonitas por dos motivos fundamentales: para que otros huevones las miren y para sentirse mejores que las otras mujeres. Y encima son hipócritas, porq si se encuentran con alguien le dicen "que regia estáaaas" y despues lo unico que hacen es rajar de lo "horrible del vestido" " has visto que gorda esta?" y todo eso. Lo peor es q tengo un matrimonio el sabado carajo!!

bau dijo...

como jode la chamaca, cual es el maldito problema, si nadie la conoce, que le hace pensar que se van a fijar en su ropa o los zapatos.

Elricky dijo...

Ellas se arreglan para ellas, las mujeres son muy vanidosas y se proocupan de webadas que nos llegan al shoping center! en fin... aunk verlas con sus vestidos nos dan un placer adicional

Anónimo dijo...

En mi caso si usa lo que se compra pero siempre llegamos tarde por el tema de la peluqueria ese dia mil huevonas se quieren peinar ala misma hora y en la misma peluqueria y definitivamente se ponen lo mas bonitas que pueden para deslumbrar en la fiesta y que todo el mundo las mire.