25 ene. 2006

Días de Juerga: Tiempos Aquellos...

Hace algunos días estaba recordando con añoranza las grandes noches de exceso que tuve hace muy pocos años.

Y es que, estando con marinovia actualmente, pasé de andar "de pirata" divirtiéndome como loco con mis amigos y amigas a un status un tanto más tranquilo, puesto que mi marinovia actual tiene sólidos valores y un alto sentido de la responsabilidad, cosa que de cierta manera comparto con ella.

Sin embargo, ¿acaso no recuerdan con especial cariño aquellas veces en que uno estaba en la casa de una "amiga" y todos bebían "cuba libre" (u otro trago de su elección) a mansalva hasta quedar bien sazonados hablando sonseras? ¿O aquellas veces que se iban en mancha a la disco a pasarla bien y al final terminaba todo con "broche de oro"? ¿O ir a la playa y beber unos tragos afuera del auto con la música que te vacila a todo volumen? ¿O aquellos campamentos en que todo podía suceder?


El Juergón


¿No les ha pasado por la cabeza, recordando aquellas vivencias en querer hacerlas otra vez?

A mi sí, y es más, me gustaría que mi marinovia me acompañase en aquellas aventuras. Si bien es cierto que todo tiene un límite y disfrutar de la vida no siempre es juerguear hasta que tu organismo reviente, no estaría nada mal revivir parte de eso, sin embargo la cosa se complica un poco cuando tienes una marinovia demasiado responsable con los pies tan firmemente puestos sobre la tierra como el Empire State.

¿La casita de la familia Ingalls?Simplemente no le gusta, no puede, o le parece irresponsable, etcétera, etcétera, etcétera. Y es ahí cuando uno se acerca peligrosamente a ser la antítesis de lo que era antes, un poco más y cambias tu fabuloso auto deportivo por una SUV Volvo, tu depa o la casa de tus padres por una casita con techo a dos aguas y hermosas cercas de madera pintadas de blanco, hasta cambiar a tu Dobermann por un Cocker Spaniel. ¡Ah! y la juerga máxima es ir al cine o jugar 'Risk' y 'Monopoly' con tus vecinos.


Normalmente si uno no está preparado para semejante cambio, y ve con horror el panorama descrito en el párrafo anterior, puede suceder lo siguiente:


    1. Conviertas a tu marinovia al lado oscuro mencionándole que no todo es trabajo y cenitas y que finalmente salgan a juerguear como locos los fines de semana.
    2. Que "saques los pies del plato" y fingiendo un dolor estomacal, te vayas a juerguear por ahí, con los riesgos que ello implica (en mi caso, la ciudad de Lima es un pañuelo).
    3. Que dejes a la marinovia por una "party girl" (no muy recomendable, a
      venir en un artículo próximo) o los amigos que te quedan y aún no se han ido al extranjero -o casado, que al final es lo mismo- , con el riesgo de que tus padres de deshereden por haberle roto el corazón a aquella simpatiquísima chica con quien estabas y veían como firme candidata matrimonial.

La opción ideal ("correcta") es la primera, no hay duda. Sin embargo, la otra parte también tiene que poner de la suya para que esto se concrete.

¿Y qué hay si no quiere?

Y puede suceder que la marinovia prefiera quedarse en casa mientras uno termina aplastándose mientras ve al gato rondar por ahí...

La segunda opción es que si te gusta el riesgo y sales, al final el cruel destino te pasa la factura, cuando justamente la chismosa tía de tu marinovia te vio en tu carro, lleno de amigas y amigos con chelas en la mano, y con el subwoofer que emitía una onda sónica tal, que haría escuchar al más sordo. Entonces el desastre sólo es cuestión de horas...

Finalmente la tercera opción es algo no recomendable, al menos en esos términos, definitivamente.

Por mi parte estoy tomando la primera opción.

¿Qué sucederá?

No se pierdan el próximo capítulo.

Imágenes: www.bs-elmshorn.de y WCI Communities

12 comentarios:

TORTUGA MALDITA dijo...

Marinovias aburridas las que no quieran juerguear con su marinovio pues. Claro que no es mi leit motiv (como diria el Dragon) pero no esta jamàs de màs irnos a bailar con el Mister, a tomarnos unos tragos a ir a la playa y hacer parrilla con la pipol.
¿Es que para algunos ser responsable llega al aburrimiento?
No hay que ser monses pues.

El tener Marinovio o Marinovia no quiere decir pasarse guardado todos los dias de tu vida en tu casa.Sino tener con quien compartirla.
Y disfrutarla.

Dragón dijo...

la verdad, yo me divierto más solo en una discoteca que con mi marinovia.

The First of the Gang to Die dijo...

indiscutiblemente las juergas NO seran igual una vez que se opta por la parejita formal.
aceptemoslo... NO ES IGUAL.

muchisima confianza, comunicacion, respeto, empatia, y la teta de la lora pero NO ES IGUAL.

ojo que el asunto va tanto para hombres como para mujeres... las chicas con pareja NUNCA SE DIVERTIRAN IGUAL como cuando lo hacian solas, con sus amigas, con su grupo.

existe ese ALGO (hablo por los hombres) que hace las juergas de solteros INSUPERABLES, existe la DESPREOCUPACION, te puedes portar bien o mal por que uno asi lo decide, no porque tienes a la enamorada al costado.

si aceptamos que efectivamente las juergas antes de marinovia jamas seran iguales a despues de marinovia pues solo queda buscar el lado positivo a todo esto... obviamente la marinovia TIENE QUE SER COMPLICE de juergas... o el marinovio tiene que bajar un poco el ritmo tambien... pero NUNCA AHUEVARSE! y si se quedan jugando canasta en casa con los Flanders pues que el vodka, el tequila, la musica al maximo volumen, las apuestas, los castigos, y mas trago y mas combo abunden para hacer la velada mas interesante.

NO SE AHUEVEN.... es empezar a envejecer... si no pueden juerguear a forro todos los fines de semana pues guarden las ansias.. al menos una vez al mes pero HAGANLO!!!!!

es muy importante que la marinovia colabore... en serio, nos exita muchisimo la idea de una complice a una antipatica que nos para cagando las juergas... JUA!!! (toallaso mojado en la nuca).

dijo...

Ah no, si el marinovio no puede seguirme el paso en la juerga pues que se quede en su casa! Tarde o temprano bajaremos el ritmo, pero nunca abandonar la juerga del todo. No como esa gente que uno pregunta "oye y qué es de tal?" y te responden "ahí, criando a su hijo": osea, no sale ni a la esquina, ni con la esposa, ni nada. No hay que ahuevarse señores! Nada que porque "ya cumplí 35 años y esas son cosas de chibolos", nada que "el cuerpo ya no da"... obvio, a los 30 no te juergueas igual que a los 20, pero si pierdes la práctica es peor! Lo mejor es que ambos sean cómplices, no concibo mi vida con una persona con hábitos juergueros diferentes a los míos... y cuando difieren un poco, pues a ceder pero sólo un poco y mientras ambas partes cedan. Esa es la regla de oro.

Maestro_RoShi dijo...

Sí pues, las juergas after marinovia ya no son las mismas. No he vuelto a regresar a mi casa luego de dos días de parranda, de hecho, no he vuelto a amanecerme y cantar junto con el gallo nuevamente ever since. Y no es que me esté ahuevando (como leí comments arriba), sino que ya no me interesa pasar tanto tiempo con los patas juergueando, tanto como sí me gusta estar con mi marinovia siquiera leyendo un libro. Y tampoco concuerdo de que porque soy joven "debo" de hacerlo aprovechando el tiempo, mentira.
Lo que sí no se puede negar es que si es que hay que salir a juerguear, ella tiene que ser cómplice, no hay nada más placentero que ello. Recuerdo que después de la fiesta de Halloween ella y yo fuimos a comer algo (a Alf´s) a eso de las 4am (sí, sé que no es muy tarde pero vale) y volví a sentir esa sensación de aventura que hace mucho tiempo no sentía, se sentía bien sólo que mucho mejor, ya que ahora estaba de la mano con mi marinovia... debería repetir salidas como aquellas. Fácil cuando haya más tiempo y ella no tenga que estudiar tanto. Saludos.

TORTUGA MALDITA dijo...

Lo mismo me paso a mi 3am con el Don con un sanguchonazo en el Miguel de Miraflores y despues nos ganamos un chongo de unos tipos borrachos como con 14 serenos agarrandolos. Con todo y bronca. Miren cena con varieté.
Lo màximo.

Herr Hauptmann dijo...

Parece que funciona, vamos por buen camino...

>>::Melita:: dijo...

wena jugada muxaxo!!! eso s 100%cierto de e xo la primera opcion s la mejor de toas!! io stube con un patita bastante sensato, responsable y aburrido no salia ni naa...weeeeeno obviamente lo converti al "lado oscuro de la juerga"!!! s lo mas recomendable!!!!

Isabella dijo...

Anda, pàsala al lado oscuro, que pensàdolo bien, ni tan oscuro es.

No todo es jugar Risk o Monopolio, tener una relación o formal no significa que la única diversión sea ir al cine. Si te gustaban las chelas, siempre te van a gustar y divertirte tambièn y si es con tu flaca, mucho mejor!

Mery P. dijo...

Wow chicos... felicidades, entre a este blog por casualidad y no lo deje hasta que termine de leerlo entero, ENTERO·!

Veo que los hombres peruanos (creo que eso son ustedes) se parecen mucho a los dominicanos o no se si es que todos los hombres latinos sin importar la nacionalidad son relativamente similares. Esta super interante el blog. Realista totalmente cierto... pero desde el punto de vista masculino.

Felicidades, me encanto, me rei como nunca, pero en el buen sentido... esta muy chulo.

toñito avalos dijo...

arrrrrrrrrrrrrr!
por eso mi a marinovia tiene q gustarle el baile,no tanto,pero q baile,puesh,como uds dicen "q sea complice"
x eso uno de los reqisitos indispensables q busco en una marinovia es q le guste bailar.Y ademas de sencilla,tieeeeeerna,alegre,cariñosa
sincera y apasionada.Es mucho pedir??

asi q solo voy a bailar con ella,pero eso no impideq yo salga con mis patas al menos para jugar pichanguitas (de fútbol he dicho),billar,o lorear.

saludos!
arrrrrrrrrrrrr!

Anónimo dijo...

mira vodka con red bull y eso la pone pilas