5 ene. 2006

Ah, ¿Ya Cobraste? Vamos A Un Restaurant, Pues...


Uno está feliz de la vida con el sueldo en la mano, y la marinovia al enterarse de esto te dice:

"Amorcito, ya que no salimos hace mucho, hoy llévame a comer, pues."

Uno piensa:

"Bueno, ¿por qué no hacerlo? Total, ¿cuánto dinero puede costar eso?"

Mi marinovia me guió por las calles de la ciudad con el dedo. C
uando me dijo dónde estacionar, miré a la derecha y vi cuatro BMW, luego miré a la izquierda y ví tres Mercedes Benz y dos Audi A6, así que le pregunté:

"Amor, no veo seguridad para dejar el auto. ¿Hay un parqueo vigilado o algo así?"

Ella respondió:

"Ay amorcito, ¿quién te va a robaaaaar?"

Con desconfianza dejé el coche y caminé a la puerta del restaurante, entré y se notaba que era un lugar fino.

Caminábamos hacia la mesa cuando se nos acercó una persona. Nos saludó y escuché:

"Mi nombre es Perencejo, bienvenidos a Tralalá donde la especialidad es el asalto a mano armada."

Luego preguntó:

"¿Los acompañará alguien más, caballero?"

Respondí que no.

"¿Desea alguna mesa en particular?"

Pedí una en un lugar tranquilo donde no se perdiera el ambiente, y nos dijo que en cinco minutos nuestra mesa estaría lista.

Nos sentamos en la barra y el barman se acercó a mi marinovia y le preguntó:

"¿Sabías que aquí preparamos el mejor martini de la ciudad? ¿De qué te gusta?"

Ella respondió que el de manzana. Se lo preparó antes de darme cuenta, y ella comentó:

"Riquisimo, ¡gracias!"

Pensé:

"¿Qué gracias? ¡Si eso lo vamos a pagar!"

Cuando el trago estaba a punto de terminarse, me preguntó si deseaba uno igual. Respondí que no.

"¿Desea algo para tomar?"

Saqué números rápidamente y pedí agua. C
uando ella estaba a punto de terminar su trago, el barman le preguntó

"¿Te gustó?"

Mi marinovia respondió:

"Sí, estuvo buenisimo."

Ppero el bien entrenado barman le dijo:

"Y eso que no has probado el de chirimoya china. ¿Te lo preparo al instante?"

Ella asintió con la cabeza. D
e repente, el pingüino vino y nos dijo que nuestra mesa estaba lista, agarró el trago de mi marinovia y lo dejó encima de la mesita.
Para qué, el lugar encantador, el lugar perfecto. Era como un pequeño altillo con una vista muy bonita y no muy alejada. El mesero recomendó varios platos al traer la carta. Yo lo primero que busqué era la lista de precios pero no la encontré. Ella pidió no sé qué plato y yo una ensalada. El mesero recomendó por los vinos según el tipo de comida, y cuando pedí dos copas de vino de la casa, el respondió:

"Lo siento, señor. Aquí sólo vendemos botellas."

La cena estuvo fabulosa, realmente, pero el momento de terror fue el de la cuenta. US$10 cada copita de martini y la cuenta de la comida y la botella de vino era un sueldo mínimo, que en Perú es de US$150.

A la salida, completamente mortificado por la cuenta, le faltaban los dos espejos laterales al carro.

"¡Maldición!"

dije. Mi marinovia se sintió recontra mal por haberme dicho que no robaban, pero si se enteraba de la cuenta, se ponía a llorar.

El siguiente fin de semana fuimos a la casa de unos amigos, y ella comentó la comida maravillosa del fin de semana anterior pero recomendó dejar el auto en una playa de estacionamiento o ir en taxi.

Cuando mi amigo me preguntó el costo del restaurant, yo simplemente le dije:

"La cuenta está en dólares."

El se rió, y le dijo a su mujer qu se fuera olvidando del tema. Mi marinovia volteó y me dijo:

"¿Vamos el siguiente fin de semana?"

Mi amigo esbozó una sonrisa y yo respondí:

"Claro, pero ahora ¿qué te parece si tú me invitas?"

Ella accedió, y mi amigo simplemente se metió al baño a cagarse de risa.


Próximamente vendrá la segunda parte, cuando ella pague la cuenta...


Imagen: Oslo Foodie

24 comentarios:

ShaelKoNef dijo...

-en el restaurente, la marinovia con los ojos desorbitados por los numeritos seguidos por el "$"-

-ejemm amorcito.. no me alcanza.. me prestas DESPUES TE PAGO

kien se moria de risa ?

noemi vizcardo dijo...

He leido, casi con lágrimas en los ojos, estoy sumamente avergonzada por lo que te sucede, pero sabes todo todo es por solamente ser permisible, cobarde, y sobre todo no tener valor para saber que existe algo que se llama franqueza, la mujer que tienes por compañia y dios nos libre no sea para algún tiempo considerable o quizá para que puedas formar una familia, es la más soa tal vez por que no sabe con quien se ha empatado, y tú pareciera que eres un pelele que te dejas subyugar por esa cosa que no tiene ni el mínimo sentido común de lo que significa delicadeza, que pena, pero hijo estas a tiempo franqueate y si tú eres quien va invitar no entres como un perro a una iglesia, mide tu economía, por favor, pareces mudo, sordo, esclavgo o.....y no hay derecho, ahora si has escrito tan solo para distraerte y malograrme el día pues ya lo conseguiste.

Camuss dijo...

Claro... se podria medir si es que los precios estuvieran en la carta...

Pero en esos sitios nada...
Priemro comes, luego recien te enseñan el precio.. en la cuenta.

Oye man, pero no te olvides, antes de la cena y que pasen a la mesa, ve donde el barman y pidele un Martini doble, mezclado no revuelto...

Ja ja ja

Herr Hauptmann dijo...

Por lo general los precios están en la puerta de entrada (para que no entres sin saber). Sucede con el "Astrid & Gastón" en donde cada plato cuesta una chorrada de dólares.

Lalin_arq: ¡Jajaaa! esa es la clásica.

Para Noemí: A veces es complicado meter el tema económico en las relaciones sentimentales. Son como el agua y el aceite. Y si yo invito a algún lugar, por lo general siempre tengo el retorno de la invitación que me hace mi marinovia. Así si vale.

Heather dijo...

Joer, pobrecito. Yo sólo espero que no pase lo que dice lalin_arq. aunque a mí me tiene pinta de que sí.

En fin, a mí y mi novio no nos pasan esas cosas. Supongo que somos un poquito sosos o aburridos o que tal vez somos demasiado transparentes... siempre nos contamos esas cosas, si tenemos dinero, si no lo tenemos, de cuánto dinero podemos gastar en cada ocasión... y yo, la verdad, cuando él invita y yo no tengo dinero, siempre le digo: decides tú, que para eso eres el que paga. Él hace lo mismo si invito yo.

Lo cierto es que no tenemos secretos económicos ni de otro tipo, y nos ahorramos estos problemillas.

SUERTE!!!

Sor Torcuata dijo...

Heather, TOTALMENTE de acuerdo contigo, yo no sé por qué existe cada mantenida que nos hace mala publicidad a las mujeres... O sea, es bonito cuando tu marinovio te consiente y te lleva a sitios bonitos y el paga, pero también es bonito hacerlo tu x el no??? Para eso somos mujeres independientes y tb ganamos ntro dinero no?
Bueno y si que me parece mal una relación en la que no haya confianza en el tema económico no??? Yo hago lo mismo que Heather y cuando mi marinovio o yo nos invitamos a algún sitio caro el que paga escoge. Y si vamos a medias o si vamos a un sitio más barato, pues escogemos ambos.....
Ah! y conociendo a mi marinovio....... si yo le dijera que me invite a comer a un sitio X al q nunca hemos ido lo primero q diría es: ¿y eso cuánto cuesta?
Sinceridad ante todo........

El Predicador dijo...

Para evitar lo que dice Lalin, no lleves plata extra (pero si unos guantes de goma, para lavar platos).

Y es cierto que es necesario aclarar las cosas economicas. Las mujeres viven muchas veces en mundo de fantasia y es necesario bajarlas de su nube y recordarles que el que tienen al lado no es Romero. No me pareceria mal llevarla a un lugar asi un dia especial (tipo aniversario o San Valentin..ya viene...vayan haciendo chanchita) ¿pero un dia cualquiera?

Pregunta:¿Pq robaron a tu auto y no a los audi, mercedes, bmw de al lado?

Astrid dijo...

Yo nunca tuve problemas en que el que hoy es mi esposo me dijera que mejor fuesemos a un lugar un poco mas economico. El siempre supo celebrar como se debia en un lugar bueno cuando tenia, pero cuando estaba en plan de ahorro o de economizar me decia: amor, que tal si mejor vamos a un lugar mas sencillo? Que tal si para tu cumple te traigo aqui?

Asi mi marinovio se aseguraba un porotaso y todo mi amor... y no me quejo, ahora me engrie y me lleva a donde yo quiera y los tiempos de las vacas flacas han disminuido menos mal, pero si regresaran, normal.

Mami Brujita dijo...

De acuerdo totalmente en que existen mujeres que nos hacen la fama de gastadoras (y hombres que se dejan tambien). cuando mi esposo aun era mi novio, pagabamos a medias, o pagaba el y luego invitaba yo. Pero SIEMPRE era consciente de lo que ganaba mi novio y que no podia darme el lujo de pedir asi no mas sin tener un minimo de consideracion si él pagaba (lo mismo si pagabamos los dos o yo). Y cuado era un restaurant muy caro (o sea veia caro desde afuera) simplemente cambiabamos de sito ( amenos que fuera fecha especial). AHora que ya somos esposos, no importa quien pague, total, lo que gano yo y lo que gana el al final va a un fondo comun.
Las mujeres YA somos independientes, es bonito que te inviten, pero tampoco estamos para abusar (a menos que sea un tipo insoportable, con el que tuviste casi obligada que salir y quieres que se espante para que no te vuelva a fastidiar....jajaja)

Elricky dijo...

Tiene toda la razón Mosto, esas cosas pasan y a veces, he creído que lo hacen con mucha premeditación... se sientan y al ver la carta ya uno siente que se viene lo peor, por lo que nos vemos forzados a pedirnos ensaladas u otras vainas (las que menos cuestan). Ellas (la mayor parte que conozco), revian el precio y piden lo más caro, podría pensarse que aprovechan estas ocasiones casi únicas para hacerlo (porque jamás regresaremos)

So dijo...

Ja ja ja... y yo que me creia una desconsiderada cualdo vamos a algun restaurant y la cuenta sale entre los $40 y 50. Y eso solo sucede si vamos a comer al nuevo lugar de sushi, o es una ocasion especial.

Por lo general me fijo en los precios y me voy por la opcion más económica, eso lo aprendi cuando vivia con mi madre xq la situación económica no era fácil.

De todas maneras, son cosas que pasan, y ya tienes lista tu revancha. Si te sirve de consuelo, yo creo que no hay dinero más disfrutado que el que se gasta en comida.

livia dijo...

si pues, hay mujeres que nos hacen quedar muy mal por lo sangronas que son, no solo en restaurantes, también en el cine, discotecas y demás lugares, ya sea al marinovio de turno o a los amigos, yo en cambio prefiero pagar mi cuenta, o ir a medias, sobre todo si salgo con amigos que estoy conociendo, no vaya a ser que después se la quieran cobrar en especias, jajaja...

Mosto Verde dijo...

Mi respuesta al fin, a mi me gusta ir a buenos lugares a comer, y a mi marinovia también, es una forma de engreírla, usualmente vamos a lugares menos costosos, pero este lugar fue la locura de precios realmente altos para muchas realidades, en realidad comí muy bien, pero nada espectacular que no se pueda comer por la mitad de precio.
Ahora para PREDICADOR un vehículo le roban partes, no por el precio del vehículo, sino por el valor y la facilidad de vender las pisas, así que si tienes un auto común es mas posible de ser robado por que es un bien mas liquido que el de un mercedes o BMV. la autoparte demorara mucho en ser vendida
Pa la brujis, no te preocupes que la venganza aparte de ser dulce tendrá licor y vendrá acompañada con carne de cebra de ocho patas y manchas invertidas. Ahora le toca a ella
Espero que entienda el mensaje, pero LALIN no te preocupes que no me correré riesgos, esperare que ella este cargada de dinero, para realizar mi venganza.
Para mi nada mejor que enseñar con el ejemplo cuando se puede,
Y Noemi, tal vez un traje o un zarcillo se pueda devolver, pero la comida no, aunque la vomites en la cuenta, asi que no se puede decir cuidado una vez que el árbol se vino abajo, simplemente cuando la violación es inminente, relájate y disfrútala que te queda
No es por aleccionar Herr Hauptmann pero nunca encontraras una lista de precios en la puerta en un restaurante como la Rosa Náutica o el Blue Moon y muchos otros de esa clase, es mas la carta en esos restaurantes al menos para las mujeres no tienen listas de precioso se si será una cosa de educación o un simple truco de MKT para que ellas se sientan como reinas y a ti te revienten el bolsillo

Anónimo dijo...

que pasa con alguan gente que comenta como la sor torcuata, noemi vizcardo o la mami brujita?? en vez de defender a las mujeres parecen odiarlas?que hay de malo que un hombre pague? que hay de malo en llevarlos a un restaurant caro?..parece que solo han salido con misios, ademas estos post son para divertirnos y no hacer higado, miren las cosas con alegria y buen humor no con pura bilis..y ya se que diran, claro como eres anonimo que facil es hablar pero si quieren les doy mi celular..

Emilio Betti dijo...

El tema es que tampoco tiene nada de malo en que una mujer pague.

Sor Torcuata dijo...

Anónima darling, no odio a las mujeres, tu percepción es equivocada. Déjame decirte que noto en ti muy poca disposición a confrontar tus ideas (será que no tienes ninguna???). Si piensas diferente a mi te doy un consejo: dame mejores argumentos para refutar lo que estoy diciendo, porque tu "sor torcuata sólo ha salido con misios" no es verificable, porque al escribir estas líneas me identifico como sor torcuata pero en el fondo soy una vil y cobarde anónima como tu. Al decir que sólo he salido con misios lo único que cuestionas es tu capacidad intelectual mamita....
De otro lado, si hubiera salido con chicos "misios" que tendría de malo?????? Soy una chica independiente!!!!!!!! O acaso tu necesitas que te mantengan???? Chambea pues mamita!!!!! Tu comentario sólo confirma que has caido en el estereotipo que nos asignan los marinovios....

danubia dijo...

Uys nene, pa la otra dile que te asaltaron, o que olvidaste tu billetera en casa ( antes de entrar al local, claro) o en el momento de estar leyendo la carta y ves que no hay precios, que te de un ataque de tos o te haces el desmayado :P.
Oye y no te robaste ni un cenicero, como pa compenzar lo gasto? :P.

kch =) dijo...

Jajaja yo soy recibntra considerada con mi novio pero gracias .. estoy aprendiendo mucho =) y además solo pasa eso en ocasiones especiales.... pero ojo con lo de la proxima semana....
Y por cierto las mujeres tambien invitamos ... bajo ciertas circunstancias =)

maldito gringo dijo...

consejo: Siempre q vayas a un restaurante al q no has ido antes, llama por la mañana a averiguar los precios o metete a la página web si la tiene. Ahí el roche es con una empleado y por teléfono, no con tu marinovia. Saludos.

Mami Brujita dijo...

Ja ja ja....anonimo, me dio risa tu comentario. No, no odio a las mujeres, pero si los estereotipos. Yo soy bastante considerada con mi pareja (sea o no mas misio que yo) y siempre he pensado que no necesito que alguien me mantenga. Felizmente puedo mantenerme sola. Ahora si los gastos se comparten, mejor para todos. Pero si hay que reconocer que hay mujeres sangronas a morir (y hombres que las aguantan). La que puede y quiere, puede. Yo hace tiempo decidi ser mas consciente. A lo mejor me perdi de algo....

verolindapechocha dijo...

Media Alicia en el País de las Maravillas tu marinovia. Me parece muy bien que ella invite la próxima. Va a ser una buena lección.

No lleves tu billetera y no te compadezcas ah. Me parece que alguien va a terminar lavando platos. Ah y no pidas ensalada!!!

Laura Hammer dijo...

Jaja..me diverti mas con los comentarios, solo faltaban las luchas en lodo: Que mostro que aun estes en esa fase de ciego sordo-coj... en que el amor te hace pasar por esass pequeñas anécdotas. No lo meleteen al muchacho, q ya cuando se case se volvera un troglodita mas que te dice: Paga tu, porque tu ganas mas, yo pago la gasolina...No es assunto de salir con misios o no, el asunto es esa inocencia con la que el amor nos lleva de la mano al matadero. Oe si me hago tu defensora oficial me invitas un Martini de Chirimoya?

TORTUGA MALDITA dijo...

MOSTRO VERDE CARAJO ERES UN MAESTRO!
Y a cuanto le salio???!

Mosto Verde dijo...

tranquilo publico que el 15 pe pagan la quincena jejeje