9 ene. 2006

Culpable Hasta Que Se Demuestre Lo Contrario


La historia se ubica en el día de cumple-años del autor de estas líneas. Aquí se comprueba que uno puede haber sido raptado, arrastrado al tártaro, ser tomado como rehén; y aún así, seguirá teniendo la culpa de todo.

Una tranquila noche de bar, con los amigos más cercanos, en la mano derecha una cerveza con menta, en la izquierda, la cintura de la marinovia
(la cual había aceptado tal título después de dos años de incansable persistencia).

Risas, bromas, felicitaciones, besos, en fin... ¿Qué más se podía pedir? Era una noche digna de recordar, cuando de pronto, como salido de la imaginación de Stephen King, las luces se apagan, una brisa fría se cuela, y de pronto, en la puerta, aparece... MI EX.
(¿¿¿Quién joraca la invitó??? ¿Hubo una fuga de información?)

En ese momento el tiempo se congeló, fue una de esas escenas en las que el sudor le corre a uno por la frente. Es obvio que ella vio a mi nueva marinovia.

FLASHBACK: Cuando la actual marinovia dio inequívocas señales de que aceptaría, el ingenuo y enamoradísimo autor corrió a cortar cualquier lazo que lo atara a "la" Ex, para ir sin pérdida de tiempo, pero con mucha dignidad, a lanzarse a los brazos de su nueva y anhelada marinovia.

En ese momento, sólo quedaba una solución:

Echar mano de la diplomacia.

Recibir su afectuosísimo saludo pensando:

No mires su revelador escote, no lo mires, no lo... ya lo miraste, ahora
finge que no lo has visto. (Ver post "
¿Le Estás Mirando Las Tetas A Mi Amiga?")

Caballerosamente la acompañé a sentarse en un lugar seguro para todos, de preferencia junto a mi hermano, hombre de confianza y brazo derecho del autor.

Una vez restablecida la paz (tan estable como en Kosovo) la noche continuó sin problemas, con uno que otro imperceptible incidente (descaradas y empaladoras miradas de la Ex lanzadas al autor y a su marinovia, respectivamente) que no llegaron a mayores. De pronto, el marinovio nota que por cada chopp que la mayoría toma, la Ex toma 3. No hay que ser Peter Parker para percibir el peligro que se avecina.

De pronto, la Ex sale al baño (al fin, un momento de paz para uno). En eso, un SMS (mensaje de texto) llega al celular del marinovio. Obviamente es la Ex:

"Por favor, ¿puedes venir un momento? Es importante."

En eso, entra la duda, sobre qué hacer. Seguramente tendrá alguna emergencia, simplemente querrá zanjar las cosas, o pedir que no se rompa la amistad. Bien pues, al toro por las astas, pero por si acaso,

había que preparar una ruta de escape, un plan de contingencia y un salvocunducto.

Afuera, la Ex espera, con una mirada tan decidida con la de un berserker... Después de una brevísima charla trivial, el marinovio baja la cabeza para encender un cigarrillo (cuidando, no mires su revelador escote, no lo mires, no lo... ya lo miraste, ahora finge que no lo has visto otra vez), pero al levantar la cabeza, se da cuenta del alud de estrógeno, escote, y alcohol que se le lanza encima.

S.O.S, MAYDAY, HOUSTON TENEMOS UN PROBLEMA, PIERDO ALTURA, PIERDO ALTURA...

La Ex está decidida a arrancarle un beso o más, allí msmo, a tan solo una pared de distancia de la marinovia. Afortunadamente, el aterrado marinovio pudo reaccionar e ingerir su píldora de cianuro... digo, llegar al celular, mandando así el mensaje que ya tenía preparado y a un botón de ser enviado:

SOLICITO REFUERZOS, NECESITO APOYO PARA LA EXTRACCIÓN

En menos de un minuto llegó la caballería. Con el aire más despreocupado, llega el hermano, demostrando una vez más por qué es el hombre de confianza y brazo derecho del autor; alegando que la gente pregunta por ellos, que por qué no entran.

Ya con el alma devuelta al cuerpo nuevamente, y las garras de la Ex fuera de su persona, el autor regresa, pero en eso, una astuta maniobra de su hermano lo detiene.

"Mejor entra tú después, para que no parezca tan evidente."

Sabia jugada. Al rato, todo pasa tranquilo, cuando llega la invitación para ir a otro lado para continuar la celebración. Sí, al fin, pero... de forma clandestina, de modo que sólo unos pocos allegados lo sepan. Aprovechando la aversión de una de las damas hacia otro de los invitados, ésta finge ir al baño, pero en realidad, prepara la huída. Esperando con el auto encendido a una cuadra, espera a que uno a uno salgan de territorio hostil.

Pero allí no termina todo. Era obvio que la marinovia se percató de que algo pasaba, y recurriendo a los femeninos métodos de interrogatorio que tanto se han estudiado, exige saber qué sucedió. Bien, el marinovio, confiado y tranquilo de haber salido sano y salvo de tan terrible predicamento, y saisfecho de haber pasado esa prueba de fidelidad, le explica a grandes rasgos los terribles momentos que tuvo que pasar en aras de matener sólido el amor que los unía...

!!!NO, ESTUPIDO!!! ¡¡¡NUNCA SE LE DICE LA VERDAD A LA MARINOVIA ACERCA DE ESTOS CASOS!!!

En lugar de la orgullosa aprobación y acaramelada felicitación de la marinovia por haber soportado estoicamente a la peligrosa comehombres, el autor se topa con una cara tan larga como el meridiano de Greenwich...
¡Claro, tú que vas a buscarla!
¡Sí, ¿cómo no?!
¡Bastante te creo que eres inocente!
¿¿¿Tú crees que soy estúpida???
¡¡¡Si vi cómo le mirabas el escote!!!
Fueron algunas de los trozos de leña con los que el marinovio era quemado en la hogera.

Las horas, el cambio de aires y de compañía, las artísticamente trabajadas explicaciones y autoflagelación del marinovio, lograron que las aguas se calmasen.

Como las horas pasaban, y se hizo tan tarde que ya era temprano, y la casa de la marinovia quedaba lejos, el autor sugirió que se quedaran en su casa hasta que llegara una hora más accesible para movilizarse. Ella acepta (Excelente, se avecina la reconciliación). Una vez en casa, cómodamente echados, las manos y labios del marinovio entraron en acción consiguiendo lo imposible:

La amnistía.

Pero en eso, cuando estaba a punto de ser firmada.... LA EX ENVIA UN SMS...

Todo el trabajo a la basura. La marinovia rompe las relaciones diplomáticas. En eso, la única solución posible (no, no la capsula de cianuro) era enviar una respuesta, un ultimátum, una advertencia a la Ex, informándole del amor que unía al autor con su amada, de la inquebrantable relación que mantienen, y diciendo que no se acerque ni moleste más (claro, todo esto editado y revisado por la marinovia).

Sólo después de enviado el mensaje, y de mucho trabajo dramático, el marinovio consigue el perdón.

¿Es acaso exageración o realmente las mujeres son incapaces de colocar las palabras “hombre” e “inocente” en la misma frase?

19 comentarios:

Mami Brujita dijo...

culpables aqunque demuestren lo contrario!!!

kch =) dijo...

qUE NI SE LE OCURRA... A MI NOVIO HACERLE CASO AUNA EX.... EN MI PRESENCIA... O SIN MI PRESENCIA...
OJO DONDE HUBO FUEGO CENIZAS QUEDAN.... QUE HUBIERAS PENSADO Y SENTIDO SI HUBIERA SIDO UN EX DE ELLA... SIEMPRE PONTE EN EL LUGAR DE OTRO... y ALGO EN LA CONFIANZA ESTA FALLANDO =)

Kandy dijo...

Vaya. Excelente historia. No sé qué contestarte, pero siempre creo que las ex que buscan problemas, lo encuentran... excelente.

Mefistofeles, Cazador de almas dijo...

Jajajaja... a no ser por que fui testigo ocular y el hermano, que demuestra ser el hombre de confianza y brazo derecho del autor, no lo hubiera creido si alguien me lo hubiera contado.
Por supuesto que el autor se vio bien librado de tal desagradable situación, sin embargo la citada ex marinovia apeló a cada recurso fuera de foco para sacar garras, uñas y esmalte... realmente a lo que puede llegar una marinovia despechada.

De otro lado... quien se pasea con la nueva marinovia sin terminar aun con la otra???

Roscoe dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
digler dijo...

jajaja si pues, parece que de niñas les enseñan a desconfiar. ni modo...

Mosto Verde dijo...

RECUERDA ESTAS PALABRAS, LAS EX SON CARNE PRECIADA PARA TIEMPO DE VACAS FLACAS. LOS ALEJAMIENTOS DEBEN HACERSE CON CAUTELA PARA NO HERIR O SALIR HERIDO, CONOSCO CADA FLACA, TAN RAYADAS QUE SI RE ENCARNAN EN ANIMAL, SERIAN ZEBRAS
FORMIDABLE HISTORIA

Prometeo dijo...

Magnifica historia, aunque no la envidio en absoluto,jejeje.

No se si consolarme pensando que son todas iguales o llorar por lo mismo.

Ellas piden que confies ciegamente, pero ellas no nos dan ni un poco de confianza! Esto no puede ser!!Y encima luego la culpa es siempre nuestra, venga ya!!

Por cierto, tu hermano tiene razón, como se te ocurre !

Prometeo dijo...

Magnifica historia, aunque no la envidio en absoluto,jejeje.

No se si consolarme pensando que son todas iguales o llorar por lo mismo.

Ellas piden que confies ciegamente, pero ellas no nos dan ni un poco de confianza! Esto no puede ser!!Y encima luego la culpa es siempre nuestra, venga ya!!

Por cierto, tu hermano tiene razón, como se te ocurre !

MAJU...GADORA dijo...

pero porsupuesto q el hombre siempre tendra la culpa de todo..no entiendo porq los hombres no saben decir NO.. por ejemplo, NO salgo porq mi amrinovia esta adentro, o NO sigas porq estoy templado...noooooo esa palabra no se las enseñaron de chiquitos, hombres, hombres!!!!!!!!!! asi quieren q confiemos en ellos, no pues!!!!!!! P.D: muy buen post.

El Cuerdo dijo...

De hecho siempre es más divertido estar en la posición de tu hermano: Sabes todo lo que pasa, intervienes, y a ti no te cae la cachetada.

Excelente post.

Bienvenido.

Cookie Munzter dijo...

pucha, eso de acercarse a la ex en presencia de la actual, pues como que no era, en fin al menos el problema esta zanjado.
Lo que si vamos, siempre, a ser culpables pase lo que pase, y vamos a tener que recurrir a nuestras tácticas de pedir perdón (aun no se porque m hacemos esto) para que la marinovia siga de buen humor.

Herr Hauptmann dijo...

Eso me parece la ley del embudo, incluso me ha pasado alguna vez algo similar. Es como si las marinovias viniesen pre-programadas de nacimiento para reaccionar igual. Y sí, ellas tienen RADARES DE GRADO MILITAR respecto a tus movimientos corporales, saben inmediatamente cuando has mirado de manera solapada a alguna otra chica. Saben a dónde miras, qué piensas, si mientes o no. No puedes escapar.
Ah, y si dices la verdad NO TE CREEN.

El Cuerdo dijo...

Bueno, mientras he estado con mi actual marinovia, he tenido contacto (léase, he salido) con tres de mis ex-marinovias, pero no pasó absolutamente nada con ellas. Sin embargo, tengo que reconocer que no sé qué habría pasado con la presencia del alcohol... Decidí no ponerme en esa posición y tomamos café.

Ilustre Herr Hauptmann:

Nos encantaría contar con su explicación sobre la "Ley del Embudo" en un post suyo.

Seguramente será tan enriquecedor como el de la Teoría de la Escalera.

Laura Hammer dijo...

C´est genial...que suerte haberme topado con este blogg...Por cierto, bien pendeivis habias resultado, eh?¡

Daniela dijo...

No c si sera xq nunca he tenido una relacion larga.. o realmente tan formal pero m parece q a veces las marinovias se molestan x sonseras. Confias en tu novio? genial! entonces xq creas problema dond no lo hay. Si realmente pensara en hacer algo no t hubiera contado las insinuaciones d la mujer.
Y por otro lado... si no puedes confiar en el.. pa q dmonios estan?
Como digo.. tal vez algun dia m tocara vivir los celos irracionales y el "todo es tu culpa!" pero francamente lo dudo!..

verolindapechocha dijo...

Estas historias pasan, aunque parezcan de Ripley y uno se siente mismo protagonista de película. Sí pues, tu lo admites, tu error estuvo en contarle a tu actual la escenita de tu ex. ¿Era información que ella necesitaba saber? NO. Era tal vez una anécdota para los amigos. Punto.

Lo que no entendí muy bien... Estabas ya saliendo con la actual y la ex a la misma vez y sólo cuando la primera pasó a categoría de marinovia, despachaste formalmente a la ex. ¡No te pases pues! Si es así, bien hecho que te pasara lo que te pasó.

Rodion Romanovich Raskolnikov dijo...

NOOOOOOO, termine con una y fui donde la marinovia. Mil disculpas por la confusion, pero esto sucede cuando personas que pretenden saberlo todo, opinan acerca de cosas sobre las cuales tienen un conocimiento minimo.

Jordan dijo...

Lo que si me deja en claro que el autor de este post es un misogino que no sabe tratar a una mujer. Si terminaste con ella, entonces no le hubieras dicho donde festejastes tu santo. ¿y que tan rapido la sustituiste por una nueva? ¿horas o dias? Y encima decirselo a la nueva... hay que ser imbecil o no tener verguenza. Si terminas con una, termina bien y encima para quedar como semental juntas a las dos... huevon!