28 nov. 2005

La Primera Cena Familiar


¿Por qué tenemos que pasar por esa incomodidad que uno siente sobre todo cuando la familia no es muy amigable? Lo peor de todo es que aunque no quieras ir, te llevan a la fuerza.

Todo comienza con una simple invitación:

"Amorcito, mañana cenamos con mis padres."

Uno lo que piensa es:

"Por la conch... La cagada."

Es que esto implica no sólo ir a cenar, sino también conversar con sus padres, y aguantar los comentarios de los hermanitos.

Una vez que llegas, el pseudosuegro te ofrece un trago, y al fondo escuchas la voz angelical de tu pseudosuegra diciendo:

"Hijito, ¿vas a tomar alcohol y luego manejar?"

Primera Encrucijada: De entrada nomás, ya te fregaron. Si aceptas el trago, eres un irresponsable, y si no aceptas el trago que te está ofreciendo tu suegro con el brazo estirado y cara seria, automáticamente te convertirás en un apestado por despreciar su hospitalidad, y con el suegro no se juega. Aceptas el trago y prefieres quedar como el irresponsable. ¿Total? El suegro es igualito.

Luego de un momento, la suegra dice:

"Pasemos a cenar."

Una pregunta importante surge en tu mente:

"Y ahora... ¿dónde me siento?"

¿Al lado de la madre? ¿Al lado del padre? En todas mis relaciones me he sentado al lado del padre. De repente comienza el interrogatorio mientras todos te miran fijamente, y uno no puede ni llevarse el tenedor a la boca. Este incómodo momento comienza con la clásica pregunta:

"¿A qué te dedicas?"

Segunda Encrucijada: Uno responde naturalmente, y te das cuenta de que no importa que seas jardinero o físico nuclear. Algún miembro de la familia siempre te hará sentir que no eres lo que la niña de la casa merece.

Siguen las preguntas, pero cambia un poco el tema y ya no se centra tanto en ti, sino en ambos como pareja. Es cuando uno entra en la zona de fuego.

Tercera Encrucijada: En esta parte de la reunión debes hacer como en The Matrix. Ten mucho cuidado al contestar, porque a) te quemas con los suegros, o b) tu marinovia te va a matar. Pondré ejemplos para graficar la escena:

1. El otro día salieron a bailar, ¿no? ¿Y hasta que hora se quedaron?
2. ¿Con quiénes fueron? ¿Parejas de casados, amigos o enamorados?
3. ¿Fueron a comer antes o comieron después?
4. Etc.

Las Respuestas:

  1. Si eres franco con la hora, a) tu marinovia te patea YA QUE SUS PADRES NO PODÍAN ENTERARSE DE QUE SU RETOÑO LLEGABA A ESA HORA A LA CASA y después te grita, o b) si reduces la hora y los padres se dieron cuenta de a qué hora llegaron, quedas tachado por mentiroso.
  2. Si dices que salieron con parejas casadas, tus suegros pensarán que ustedes también están haciendo "cosas de casados" (léase tener relaciones), lo cual es cierto, pero no es bueno que los suegros estén con eso en la cabeza y por no estar casados, definitivamente eres una mala influencia para ella. Seguro la estás manipulando y eres un gran pendejo. Si dices que salieron con otras parejas de enamorados, pensarán que estás haciendo perder el tiempo a su hijita igual que el resto de cojuditos con los que salen. Si dices que salieron con otras parejas de amigos, pensarán que no tomas en serio a su hija, y eres un pobre diablo.
  3. Si dices que comieron antes, están llegando a la discoteca demasiado tarde y estás arriesgando a su hijita. Si dices que comieron luego de bailar, eres un desconsiderado porque la pobre se moría de hambre. Seguro encima ni siquiera le diste qué comer y en realidad te la llevaste a un hotel y estuvieron tirando luego de bailar.

Entiendan, JAMÁS vamos a ganar. Para los suegros siempre vamos a caer por algún lado. Ni casados nos salvaremos.

La fotografía fue obtenida por cortesía de Warner Brothers.

13 comentarios:

Kat dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaa
Aunque no lo creas en el caso inverso sucede algo similar. La única diferencia radica en que o bien, si te toca un hijito de mamá (y recién te enteras cuando el patita te invita a casa y notas que la mamá le limpia los desechos de la casa con un tissue y su propia crema limpiadora) la madre pues te mira de pies a cabeza esperando encontrar más y más desperfectos en contra tuya. Ahora, si te toca una casa machista, pues el padre, los hermanos, los tíos y primos te miran pensando en qué poses el marinovio y una se han revolcado.

Hay para todos los gustos...excelente post

Maestro_RoShi dijo...

Las cenas con los padres (en ocasiones especiales claro está) no tienen nada de malo, al menos no me llevo mal con ellos a pesar que me tienen checkeado...
Lo que me molesta es que hagan planes con nosotros (dígase mi marinovia y yo) como si ellos fueran parte de nuestra relación... ir de viaje con tus papas? Juat?, no es por nada, pero prefiero ir sólo con ella, igual no va a pasar nada, pero padres son padres, y el hecho que nos estén checkeando jode!!!

Marconi Poveda dijo...

Después de la primera cena el mundo se vuelve más fácil, mientras... no sabes con que león te tocará dormir...!

Saludos::..

Mosto Verde dijo...

NOTA IMPORTANTE ESTE TEXTO FUE EDITADO POR EL CUERDO EL CREDITO ES DE QUIEN SE LO MERECE

digler dijo...

jajaja q buen post!

verolindapechocha dijo...

Palante nomás! La 1era vez es la más difícil...

En mi caso, mis papis no se meten nada en mis relaciones... Jamás interrogarían al susodicho... Ellos averiguan todo lo q quieren saber x otros medios.

verolindapechocha dijo...

PD: Mosto, ¿cómo era el post original?

Mami Brujita dijo...

Felizmente para mi afortunado esposo y para mi cuñado, mis padres siempre han sido muy buena gente con los marinovios (salvo algun infeliz que una vez yo lleve a mi casa y gracias a mi madre pude abrir bien los ojos). Pero A las marinovias de mis hermanos, ahi si son mucho mas secos. Alguien me decia que las suegras mas bravas no son las madres de las hijas sino las madres de los hijos, pues siempre pensaran que no hay mujer que pueda cuidar a su bb como ellas mismas...

El Cuerdo dijo...

Felizmente siempre he tenido suerte con los familiares de mis marinovias. Una vez, incluso me "confiaron a su hija" en un acto medio formalón. Yo quería salir disparado :S

Victoria Secret dijo...

Las chicas también nos sentimos a veces escaneadas por la familia de ellos, sobre todos la sacrosanta mamita (que siempre estará en un altar, sea entrometida o no). Sin embargo, con un poco de cancha, todo se arregla. En el caso de los hombres, sobre todo, sentirse inseguros es peor, pues así creerán que ocultan algo. Me ha pasado, siempre el Marinovio canchero, tiene las de ganar. Lo que jamás he permitido es que mis padres opinen mucho sobre el Marinovio y que respeten mi opción de estar con él y no con otro que a ellos les agrade.

Le-kaká dijo...

Nada mas cierto! Me he reido muxo con este post...!! Grande Mosto Verde!!

Mosto Verde dijo...

verito, el primero fue muy parecido, solo que cuerdito le puso cositas mas picantitas, y logicamente dio un formato mejor

kch dijo...

De acuerdo... pero para eso esta la comunicación en pareja pues... Hay que ser buen dato y dar tips a los novios para que caigan bien...
Y a nosotras nos pasa igual cuando concemos a su familia y peor porque debemos pensar desde la ropa que usar hasta y ofrecerse a ayudar en la cocina o a recoger la mesa ... y en un lugar que no es tu casa es mucha tension....