25 nov. 2005

Tu Prima, La Novia, Fue Mi Amante


Ya unos meses atrás, acompañé a mi marinovia a una boda. Como en toda boda a la que eres invitado por ser el marinovio, no conocía a nadie, y no me quedó otra que hablar con la familia.

Estábamos sentados en una de las primeras filas de la iglesia, con un nervioso novio parado como un procesado por la ley esperando la sentencia, cuando de pronto sonó la marcha nupcial, que avisaba la entrada de la novia. Yo estaba con mi cuñado cagándome de risa (burlándonos del novio) cuando volteé y miré a la novia...

Por la puta madre, era mi trampa.

Ella no se percató de mi presencia, felizmente. La ceremonia pasaba y mi marinovia me comentaba de su prima, del cuerpo que tenia, y a mí casi se me escapa un

"¡LO SÉ!"

y no dejaba de recordar esas tardes, mañanas y noches que pasamos juntos. Algo muy complejo realmente. Yo pensaba cuando estaba superada la situación, hasta que la ceremonia terminó y llegó el momento de que la familia se aproxime a felicitarla. Obviamente yo le dije:

"Amorcito, no somos familia aún, dentro de poco lo seremos. Esta vez anda sola."

Se tomaron un par de fotos y luego su familia me llamó, para que apareciera en por lo menos una de las fotos, ya que querían enseñarle la foto a familiares que no tuvieron la oportunidad de llegar y que querían conocerme. La novia no se percató de mi presencia hasta un par de segundos antes que la foto fue tomada. El flash de la cámara hizo que ella se pusiera de todos los colores. Mi marinovia se acercó a ella, con una cara de asombro, y nos presentó. Cara de palo, como siempre, me acerqué y le dije:

"Gracias por invitarme, fulanita, te deseo... la mejor de las suertes."

Ella pudo volver a respirar cuando completé la frase, ya que si me quedaba con "el deseo" los paramédicos hubieran tenido que ser invitados a la fiesta.

Más tarde, en la recepción, la novia bailaba el huachafísimo y trillado Danubio Azul, pero no me quitaba la vista. Mi marinovia me decía que algún día estaríamos así... mientras yo recordaba momentos desenfrenados que viví con la niña esa. La familia salió a la pista de baile y por supuesto yo ya con media botella adentro saltaba y cambiaba de pareja entre risas y brindis. Mi marinovia se río cuando casi termino bailando con su padre, pero allí no quedo todo, ya que al verme frente a frente con mi suegro, puse cara de esto no va conmigo, di media vuelta y me encontré con la novia sin pareja frente a frente. Lógicamente, con la cantidad de trago que llevaba puesto, le di su apretón con los brazos y le dije:

"¿Me recuerdas, mamita? ¡¡¡Garrrrrffff!!!"

Ella me soltó. Tenía la cara como si hubiese visto un fantasma. Rápidamente me di la vuelta y bailé con mi marinovia el resto de la noche. Después, durante la cena, la novia se la pasó viendo de reojo a mi mesa y ruborizándose cada vez que lo hacía, mientras que mi marinovia comentaba que ella antes tenía un cuerpazo y que practicaba ballet. Felizmente el trago ya se estaba disipando lo suficiente, pues mientras tenía en mente sus zonas de pelo corto, a esto hubiera comentado:

"¿Ballet? Con razón era tan flexible."

10 comentarios:

Turrexita dijo...

Como siempre muy buena historia..
Pobre novia debio pensar que en cualquier momento tu te ibas de lengua... jajaj

Omar Reyes Osuna dijo...

Ja, cómo me reí con el final, muy buena historia.
Salu2.

Penélope dijo...

de verdad que estaríaa dura esa situación, sabes una vez paso mas o menos lo mismo una amiga tenía un novio al que quiso muchisismo y fue el primer hombe con estar con ella... terninaron por k el sse fue avivir a españa.. se consiguio otro jevito al cual le habia dicho que era virgen, el lo dudo la primera ves que estuvieron juntos, pero luego le creyó--- ja solpresa cunaod vino su hermano de fuera, el mismo que la desvir..... esa tipa se puso de todos los colores te imaginas, el primero y el segund.. yo solo dije ahi carajoooo!!

rossana dijo...

jajajajaj muy buena la historia me reí mucho.
Pobre novia

El siervo dijo...

BUena historia, buen estilo.

Paz (y agua fría jajajjaja)

Maestro_RoShi dijo...

Carajo, increible tu blog...
Acabo de leer tu post "Su Mejor Amigo, Tu Peor Enemigo" y ello es clarísimo... felizmente ya mi flaca lo entendió, aunque me costó un poco de trabajo, y un poco de ayuda del grandísimo imbécil.

La Ninfo dijo...

Bueno, pasan esas cosas en serio. Yo tuve un novio, que antes de ser mi novio era mi amigo y tenía novia y tenía amante, una chica mayor que estaba de novia con otro para casarse.
La novia (de mi amigo) me odiaba xq pensaba q él le sacaba la vuelta conmigo cuando en realidad le sacaba la vuelta con otra... Total que tanto rollo con una y otra q mi "pobre" amigo se cansó y terminó con ambas.
Un buen día salimos a bailar con un grupo de amigos y dizque se enamoró de mí allí... Tras un tiempo de insistencia lo acepté. En fin, yo terminé yendo a la boda de la ex-amante de mi novio, donde brindé de lo más contenta. Yo insistí en ir, para asegurarme de q se casara-casara. En este caso el título del post sería: Esa tía, la novia, fue la amante de mi novio.

..::: bLoNdiE :::.. dijo...

jajajajaj.... pero visto desde la marinovia, que mal viejo, muy fuerte!!!!!

Mosto Verde dijo...

jajaja, gracias a todos, si en realidd fue muy diverdito, pero en el momento que te pones del otro lado.... la comedia se convierte en tragedia. ahora si me muero de risa, pero tambien pienso en el otro lado, la verdad no se si miraba por temor a que comentara algo o por que aun le gustaba o le gusto.
bueno disculpa el mal momento que te hice pasar mi querida V... pero tienes que acceptar que fue muy diverdito,

Kat dijo...

Hace algún tiempo, antes de estar con mi marinovio actual, me pasó algo similar, pero el asunto está en que yo salía con alguien que me confesó que tenía una flaca estable, de más de 7 años el mismo día que, por esas malditas casualidades del destino, la conocí en una reunión. Tuve que pasarme toda la noche ganándome con los nada notorios nervios del pata, seguidos de los arrumacos de la firme.
Y bien, yo no estoy en contra de las relaciones abiertas pero sí en contra de ser yo una trampa. Esa fue la última vez que lo vi.