17 dic. 2005

Bellas y Peligrosas


Para que vean que también existen mujeres pendejas, tal como afirmaron por ahí en los comentarios al post ¿Qué, eras casado? Upsss... de La Marinovia, ahí les va esta anécdota. Esta historia la viví con un amigo con quien pasé el verano de mis 20 años en la casa de playa de uno de sus familiares. Tras un relativamente aburrido verano en una playa norteña, de casualidad me encontré con una amiga del cole que no veía hacía mucho. La muchacha era algo mayor que yo. Quedamos en vernos el domingo por la tarde, así que se lo comente a mi amigo al que llamaremos Fulanito.

Fulanito me acompañó a casa de mi amiga. Al tocar la puerta, mi amiga atendió, y después de una divertida pero corta conversación, salió una chica preciosa. Una mujer con unos pechos grandes pero no excesivos, rubia (no al pomo), tez fresca, una cintura pequeña y marcadita, piernas largas y ejercitadas y una cara preciosa que generaba lujuria y ternura en las cantidades exactas. Lógicamente Mostito y Fulanito se quedaron boquiabiertos por esa obra de arte de mujer.

Fulanito al toque se apuntó con este mujerón. Como los padres del hembrón habían salido, pasamos por su casa y nos ofreció un trago. La semana pasó y nuestra rutina cambió, ya que ambos estábamos solos. En la mañana íbamos a la playa, yo por supuesto con la toalla intentando cubrir una notoria excitación de mi parte (léase: se me armó la carpa) pues ver a esta niña con cuerpo de Miss Universo mejorado a la enésima potencia era un motivo obligado de terminar con blue balls.

A la hora del almuerzo, la chica esta no sólo era un monumento, sino que también era una excelente anfitriona. Tenía una mano realmente increíble para la cocina, y si pusiera un restaurante, la gran mayoría de sus platos comenzarían con "Orgasmo de...". Gran variedad de platillos, exquisitos que disfrutamos durante toda la semana, incluídos desayunos y cenas. No sólo después de la cena recogía todo sino que lo dejaba inmaculado. Las tardes salíamos en mi arenero a tomar los más exquisitos vinos, de la bodega del padre de mi amiga, a conversar sobre la vida y a ver las maravillosas puestas de sol, desde lugares muy románticos.

Las noches no se quedaban atrás. Noches de baile... ¡Cómo bailaba la niña! ¡Qué sexy! ¡¡¡Qué uffff!!! Yo aproveché en bailar un toque con ella y francamente era como si nuestros cuerpos se unieran y fueran uno. La chica era una profesional en el baile, y fue toda una experiencia. Le pregunté muy interesado por esta niña a mi amiga y me dijo muchas cosas de ella, pero una que siempre recordaré fue que

como su marido tenía mucha carga de trabajo, él la mandó unos días conmigo para que no se aburriera en casa.

A mí me sorprendió, pero ahora tenía que decirle al baboso de mi amigo que estaba flotando entre nubes con mujer ajena.

La noche en que llegamos, mi amigo me comentó lo maravillosa que era esta chica, que era demasiado perfecta para ser verdad, que se estaba enamorando de ella y se había metido tal proyectada que la quería ver de blanco con él en un altar. Mi respuesta fue:

"¿Que, vas a matar a su marido?"

Él se sorprendió y me preguntó por qué. Yo le dije que una mujer no se puede casar dos veces por la Iglesia, y luego le conté todo lo que sabía sobre el tema. La chica era un monumento a la mujer, una diosa en la cocina, una anfitriona como pocas, una bestia salvaje en la cama (más adelante entenderán), pero también un tributo a la pendejada.

Años después la encontré con unas copas de más. Ella me abrazó, sentí su cuerpo, me excitó muchísimo, y luego de unas horas se me insinuó para ir a la cama. Yo le dije:

"¿Y a tu marido no le jode que estés tirando con tus amigos?"

Ella se sorprendió de que yo supiera que era casada, y me contó que ya se había separado hacía 6 meses. Las cosas con su marido ya funcionaban.

Me excitó más y más con lo que me contaba. Me contó con lujo de detalles lo que hacía con su marido el 90% del tiempo en la cama, pero el resto del tiempo la maltrataba. Accedí a su petición, y esa noche vengué a Fulanito con gran lujo y estilo. Éramos un par de animales salvajes en la cama. Lo hicimos muchas veces, y experimenté cosas que sólo he logrado con mi marinovia actual después de mucha práctica.

Pasaron los días y la niña se me acerca en la calle con un hombre. Yo la saludé y ella nos presenta:

"Mostito, te presento a Menganito, mi marido. Amor, te presento a Mostito, un amigo de la playa que me lo encontré hace poco en el bar cuando salimos sólo mujeres."

Yo me quedé perplejo, y hasta hoy no me la termino de creer.

Dios apiádate de nosotros y no permitas que nos enamoremos de ese tipo de mujeres.

Imagen: Misty

20 comentarios:

C.G. dijo...

Uy si marinovios...
Tened cuidado con las excesivamente bellas... porque pueden llegar a ser efectivamente muy peligrosas...

¿Que sentirá ese pobre marido?
¿Se dará cuenta de la realidad o estará absolutamente embobado con su mujer "casi perfecta"?
Mandaré a mas de alguno de mis amigos a que lean de tu experiencia... y que ojalá aprendan...
;-)

Mosto Verde dijo...

La belleza aca no es el problema, ya que conosco a otras que no son mis mundo. todo lo contrario son chicas completamente normales en apariencia, que aparentan ser dulces y tiernas y son unas sacacuernos de primera. el problema aca es el compromiso, yo no necesito estar casado con hijos para ser fiel, es solo una decicion y un compromiso con tigo mismo, al menos es mi forma de ver las cosas.

Heather dijo...

Creo que ahí tienes toda, toda la razón Mosto verde... (en lo del compromiso)
Esta mujer me recuerda a las malas malísimas que ponen en las pelis de sobremesa el fin de semana... así un poco como la de "La mano que mece la cuna" aunque desde luego ella pretendía algo que no tiene que ver con esto... pero también parecía buena y era mala malísima.

Un besote y gracias por este blog, me encanta.

Anónimo dijo...

Me encanta el blog, pero hoy debo quejarme. Pésima redacción, pésima ortografía. Esperemos sea pasajero.

ShaelKoNef dijo...

mosto, te salen unas fraces muy buenas ( como la otra de la arruga en la camisa )

al anonimo, no veo falta de ortografias(no la escribo sin tilde adredre, bueno si, bueno no, bueno ... bah)

la redaccion es agradable.. claro que no sera un MJOH, pero es como cuando hablas con un pata de la esquina de tu casa

Felix navidad marinovios =)

Heather dijo...

Bueno, en cuanto a las faltas de ortografía... no me he fijado en este post en concreto así que no lo sé con seguridad... pero sí se ve confusión con las grafías "c", "z" y "s"... debido a la pronunciación, supongo. Pero no me parece tan grave, estoy acostumbrada a ver cosas mucho peores, realmente alarmantes...

Keoshi dijo...

Yo conocí a una de esas, era todo igual como la describes, menos rubia, era de pelo negro super lacio, pero igual se le veía de PTM.

La muy pendex nunca aceptó decirme que aún seguía con su esposo, a pesar que yo ya lo sabía.

Nunca más con esa tipa.

Anónimo dijo...

Encuentro este post algo desabrido :S

El colaborador debería poner su nick al final de la entrada para saber a quién le pertenece.

Felices Fiestas.

Keoshi dijo...

Ahí sale que pertenece al mosto verde, quizá usted no terminó de leer el post. :S

LarnaCaro dijo...

Eso no es ser peligrosa (a no ser que te agarre el marido y te zurre), sino perversa.
Pero hay maridos así, que saben pero se hacen los que no saben, para no perder al la diosa que tiene por mujer. Una tontera.

saludos

verolindapechocha dijo...

Mosto, pero no tan malo como si te hubieras enamorado de ella de verdad. ¿Q hubiera pasado si la chica en verdad hubiera estado separada y se hubiera enganchado contigo? ¿Quién hubiera sido el pendejo?

En este caso particular, ambos lo fueron y x suerte no hubo heridos de x medio... Bueno, excepto el cornudo del marido... Y capaz tú xq con el record de la tipita fácil chapaste una venerea. Revísate.

En cuanto a esos comentaristas anónimos:
-Este blog no está escrito por Marta Hildebrant y a los lectores del mismo no nos interesa que así sea.
-El nick siempre sale al final. Fíjate mejor.
-Fácil es criticar desde el anonimato.

A mí el blog me divierte. Sigan así chicos.

Heather dijo...

Disculpad mi ignorancia al respecto pero, ¿quién es esa Marta Hildebrant?
Un saludo.

Maestro_RoShi dijo...

Martha Hildebrant? no se, yo vivo en peru pero no conozco a esa cojuda, solo por las parodias de JB (imitador), creo que es alguien que estudia la lengua....
Sobre el post: Al menos me deja un buen sabor el que te haya importado que estaba casada... te la tiraste porque te engaño diciendote que la cosa con su marido acabo... que pendeja no?. as Cypher said in "The Matrix": IGNORANCE IS A BLESS!!!
Provecho

Anónimo dijo...

Bueno al parecer el señor mosto arregló el post. Porque era muy difícil de leer. Al resto q lo defendió: este blog me parece FABULOSO, y los chicos q escriben super hábiles. No creo q necesiten ayuda de nadie para defenderse. Se llaman críticas constructivas.

Slayer_X dijo...

Martha Hildebrandt es una reconocida linguista peruana, ha publicado muchos libros y es muy reconocida por las innumerables correcciones y debates que ha sostenido en publico.

Regresando al post yo diria "del agua mansa me libre $DIOS que de la brava me libro yo"

Saludos

Mosto Verde dijo...

queridos amigos, es posible que mis escritos tengan algunos errores, pero en realidad no le dedico mucho tiempo a el blog, ya que este no me alimenta.(no es escusa)
en realidad esa noche paso lo que paso ya que la carne es debil, y mas aun cuando no se tiene compromiso.
simplemente lo que se hace aca es poner historias por dos motivos:
el primero informar, y tal vez ayudar.
el segundo por escribir algo que divierta, entretenga o simplemente distraiga las mentes por un rato del cada vez mas exigente mundo laboral.
gracias,
si no escribo mas , feliz navidad a todos y cada uno de ustedes

Mami Brujita dijo...

No se de que se quejan. ¿No es acaso lo que los hombres buscan (no todos claro)? Si la tipa en cuestion le pone los cuernos de la manera mas descarada, es su problema. Ademas Mosto, tu no empezaste una relación con ella, sólo te la llevaste a la cama. Pobre el marido de la rubia, pero no creo que no lo sepa o intuya, sino que debe compensarlo (o quien sabe si tambien tenga su trampa por ahi).

Herr Hauptmann dijo...

No te digo que tu historia me parece inverosímil cuando sé que es perfectamente posible.

So dijo...

Nooof!
q es eso de pobre marido y mala mujer??

Si una mujer casada engaña es porq el marido también lo está haciendo, al menos eso puedo decir basada en la realidad de mi circulo cercano.

SI una chica dice "si soy casada (y el hecho de q lo acepte es buena señal) pero con mi marido las cosas no van bien" puede q sea mentira o puede ser q de verdad se siente atada, que el señor en cuestión tambien le pone los cuernos descaradamente y otras cosas.

Ahora tu te llevaste la mejor parte, una noche de sexo desesperado sin ataduras, sin llamadas posteriores ni compromisos, misión nada fácil.

Anónimo dijo...

Un monumento a la mujer? porque es bella, cocina bien, es buena anfitriona y buena en la cama... vaya y dices que ella es la pendeja... por favor!!!! yo no creo que un hombre sea un monumento por cosas tan superfluas (aunque te compro lo de bueno en la cama). Dejense de pendejadas ¿sí?. Porque no se buscan una mujer que valga la pena y no una conejita de playboy...