15 dic. 2005

Mi Amor, Cocinas Horrible


Me gusta comer bien, y me encanta cocinar. La mayoría de mis amigos cocinan, pero mis marinovias y la mayoría de chicas que conozco no saben ni calentar agua.

¡Dios mío! ¿Qué es lo que está pasando en estos tiempos?

Está bien todo ese rollo de la liberación femenina, pero esto es un problema. Está bien que hoy en día los hombres y las mujeres tengamos los mismos derechos y que no se vea mal a un hombre cocinando, pero tampoco es para que se inviertan los papeles.

Unos días atrás ella me llamó desde su oficina y me preguntó si quería dormir en su casa aprovechando que sus papás habían viajado. Acepté. Todo fue maravilloso, ella lo tenía todo preparado. Había una pizza calientita, una botella de mi vino preferido, y varias películas para ver. Creo que no necesito contar el resto...

A la mañana siguiente, me dijo que le encantaría desayunar en la calle, pero al ver mi expresión ella se levantó y me dijo:

"Amorcito , no te preocupes, yo preparo el desayuno. ¿Deseas algo en especial?"

Me encantó el gesto, así que le dije:


"No, mi amor. Lo que desees estará bien."

De haber sabido lo que me esperaba, les juro que me hubiera levantado.

Al rato se apareció en el cuarto en un derroche de amor y dulzura con una bandeja llena de comida para mí y mi cafecito matutino. Sólo faltaba el periódico. Cuando puso la bandeja en la cama pude ver qué contenía:

Carbón con mantequilla y mermelada, huevo transparente y gelatinoso con jamón y aceite para carro en una taza limpiecita.

Para no romper su corazón le dije:

"Mejor el carb... pan no lo como ¡porque ya se acerca el verano!"

Me cagaba tanto de hambre que así nomás me metí la porción de huevos que mi amada había preparado. Cuando sentí cáscara de huevo en la primera masticada junto con un sabor completamente desagradable, indescriptible y desconocido para mí, me fui caleta al baño. Decidí probar otro bocado y fue exactamente igual. Comencé a mirar el plato y el huevo tenía más cascara que clara y yema, así que le dije:

"Amor, parece que el vino me pateó el hígado y la grasita de los huevos no me
está cayendo muy bien."

Yo que creía que los huevos revueltos no podían salir mal. Me equivoqué, y encima aparentemente tenían detergente con limón. Tomé un sorbo de café, pero estaba semitransparente y medio ácido. Creo que ahí también había detergente. Le pregunte si ella había desayunado y me contestó:

"Sí, fruta picada."

Tomé ese intento de café a duras penas y le dije:

"Amorcito, voy a comprar el periódico. Ya vengo."

Y salí de la casa. Como sabía que muy cerca había un pequeño restaurante que servía desayunos me dirigí hacia el lugar, que por coincidencia quedaba cerca al puesto de periódicos. Caminé rápidamente al puesto después de haber dicho que no tenía hambre cuando en realidad estaba a punto de morder la pata de la cama. Llegué al restaurante y pedí el desayuno más monstruoso que había. Para pésima suerte mía, ella salió a los 5 min a comprar una revista porque, como olvidé mi celular en la casa, no tuvo cómo encargármela.

¡Oh, sorpresa! Me vio atragantándome todo lo que tenía en frente como un vago en la última cena.

Ella se molestó muchísimo y me dijo:

"¡¡¡Seguro prefieres cómo cocina tu madre!!!"

Y me dio la mirada de: "No vas a tener sexo hasta el próximo año".

Moraleja: Levántate y haz tus cosas, pero si sales a comer caletamente,

lleva el puto celular.

14 comentarios:

Mami Brujita dijo...

Me cuesta creer que haya marinovias tan inutiles. Yo no sabia ni calentar agua, pero aprendí rapidamente (felizmente para mi esposo) y hago unos desayunos (y almuerzos y cenas) buenazos. De donde te sacas las marinovias, cuerdo?

Anónimo dijo...

Jajaja muy bueno el post, en cuanto al incidente aqui ya relatado a mi me paso lo mismo solo que aqui ninguno de los dos pudimos comer "esa cosa" asi que terminamos desayunando afuera

El Predicador dijo...

Aqui hay 2 temas:

El de la falta de comunicacion. Le dices de manera diplomatica que el desayuno que preparo es una reverenda porqueria, y que hasta se le quema el agua.
Yo no se cocinar, pero saber preparar un cafe, tostadas o huevos revueltos es algo basico.

2.- Como es eso de: No tendras sexo hasta el proximo año. Señores, asi como las mujeres que cocinan se agotan, se deben agotar los hombres chantajeados por el sexo. ya he dicho que darle tanta importancia al sexo es malo, y ser manipulado a traves de este, muy malo.

Anónimo dijo...

cuanto mas calabacita la marinovia mas roches de este tipo encuentras y la tasa es inversamente proporcional si es q quieres encontrar alguien q te cocine
aunq tambien entre las craneo tambien se encuentran joyitas de este tipo pero minimo un desayuno pues!!! te acepto el almuerzo y la cena pero un desayuno es baaaaaaaaaasico y recontra facil

consiguete otra y si quieres hazle un test rapido (caleta no mas) para que sepas deducir tu triste futuro XD q tal target q tienes Cuerdo jajajaaj

El Cuerdo dijo...

Perdón al público, pero este post no es mío. Es del magnánimo Mosto Verde. Felizmente nunca me ha pasado.

YannyRamz .- dijo...

Eso da pena...

Heather dijo...

Caray, me cuesta creer que haya gente tan negada para cocinar. Aunque, bueno, para preparar un desayuno no hace falta saber cocinar. Habría quedado mucho mejor haciendo un zumo de naranja, un café y llevándote unas magdalenas, ¿no, amigo?. Pobre muchacho.
Afortunadamente, a mí no me pasa eso. Yo sé cocinar y mi novio también. Yo suelo cocinar más que él pero eso no quiere decir que no él no lo haga bien.
No sé, me cuesta creerlo, yo creo que quien no sabe cocinar es porque no quiere. (O porque ha recibido una muy mala educación al respecto, pero eso es material de post en mi propio blog... Perdón por el rollo)

Mosto Verde dijo...

la verdad es que mi marinovia no cosina en lo absoluto, pero agradezco el gesto de todo corazon. la verdad en ese momento hubiera sido debastadora y no un incentivo para que mejore sus abtitudes culinarias.
espero que con el tiempo mejore.
ahora la falta de habilidad en la cosina no es proporcional con la inteligencia. dado que estoy con una mujer muy inteligente, por eso estoy con ella.

eso que el amor es ciego sordo y mudo es cierto pero el amor por desgracia no afecta mi paladar

Yat dijo...

Vaya, pobre de ustedes que tienen que pasar por esas. Pero si ya saben que a las chicas no se les da eso de la cocina lleven una vianda.
No arriesguen sus etomagos por amor.

Saludos Chicos

Yat dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Herr Hauptmann dijo...

Bueno, ahora ya sabes por qué te mencionó lo de comer fuera, no quiso decírtelo para no pasar roche. (Y es que a muchas chicas les gustan los mensajes para 'interpretar' y no son tan directas como los hombres).

Mefistofeles, Cazador de almas dijo...

Mi ex flaca era un desastre nuclear cuando cocinaba. Lo demostró una mañana en que me regaló el desayuno en la cama (En nuestro primer amanecer de convivencia). Pero para mala suerte mia la pobre lo unico que sabia de cocina era que es una habitación con losetas que no es el baño. Pues bien , mi amorzote de aquel entonces me preparo un cafe con leche, tostadas con nutela (punto a su favor), juguito de zanahoria con naranja (extraña combinación pero muy rico). Todo iba muy bien hasta que probé el cafe. Ella estaba super orgullosa que no se habia dado cuenta que le puso sal en lugar de azucar. Y al parecer en su jato eran diabeticos reprimidos porque el equivalente a azúcar que le puso era monstruosamente excesivo... ahora alucina eso en sal. No tuve corazón para decirle que "eso" me provocaría una ulcera horrible. Al igual que tú, salí con cualquier pretexto a comer ago que me haga olvidar la sal, pero pensando en que podía salir ella me fui a un localcillo a seis cuadras de la jato.

verolindapechocha dijo...

Q miércoles eres Mosto...

Pobrecita, te hizo la vaina con todo cariño.

Aprovechando la Navidad puedes regalarle un curso de cocina, no para reforzar el estereotipo de mujer:amadecasa, sino para su propia supervivencia. El día q viva sola q va a comer? Pura pizza, KFC, Bembos, fruta???

Claro que sí no cocina, xq definitivamente no le gusta, ni modo. No la fuerces. Otras virtudes tendrá y esa no es la más importante.

TORTUGA MALDITA dijo...

Diiiisculpa Marinovio, por suerte me precio de tener excelente mano en la cocina. La joda es las dietas que se tienen que hacer en casa para bajar tanta buena mesa. jo...