18 dic. 2005

La Uña de la Gran Bestia (o Mujeres Peludas Parte II)

Es cierto, lo dijo hace algunos días nuestro amigo El Cuerdo: descubrir mujeres peludas en la cama es un verdadero drama. En efecto, asi con rima y sin esfuerzo es un horror encontrar tamaña vellosidad estando con el duro mastuerzo.

Si bien es cierto hay todo un tema cultural de fondo, mas allá de las consideraciones sobre si son latinas o europeas quienes se mantienen fieles a los frondosos arbustos, es también cierto que el tema tiene solución. Una buena encerada o una buena conversa marinovial pueden terminar conduciendo a una depilación moderada que tenga contenta a la pareja.

Pero ¿que sucede cuando encontramos a la Uña de la Gran Bestia?. ¿Que es esto?, muchos se preguntarán. En mi opinión, y fetichismos aparte, no hay nada mas decadente que una mujer con pies feos, mas aún, con uñas feas y destruídas. Es a eso a lo que denomino LA UÑA DE LA GRAN BESTIA. ¡Que machistas! dirán algunas marinovias al leer este post. Desgraciadamente vivimos en una sociedad en la que la mujer carga con una presión social bastante alta por mantener la estética en su mas alto nivel (mucho mas que el hombre).



Adaptaré la historia de El Cuerdo: "Hay pocas cosas más desagradables que ver a una mujer y descubrir en sus pies a la uña de la gran bestia(...)".

Fetichismos incluidos el tema es peor aún. Hay algunas parejas marinoviales que gustan mucho del denominado "foot fetish". Imaginar esto, es decir, un pie fémino que aloje a la uña de la gran bestia es verdaderamente una de las cosas mas desagrables de este planeta. Descubrir un ejercito de champiñones o quesos franceses gritando "Tierra a la vistaaaaaa!!!" cada vez que por A, B o Z motivos aproximas tu cara a los pies de tu marinovia no es el mejor recuerdo que uno quisiera mantener en una noche de buen sexo.

Algunas marinovias intentan cubrir con algún tinte extraño el verdor micótico que viste a la Uña de la Gran Bestia...lo cierto es que la forma y relieve de la(s) poderosa(s) uña(s) siempre salta(n) a la vista. En ese sentido, y como diría el backpacker Rafo León "¡Tenga cuidado viajero!", cuando emprenda viajes a terrenos inhóspitos, no vaya a ser que se encuentre al señor Honguito como anfitrión. Un consejo importante si conoce a su futura marinovia en verano o si descubre algo nuevo en la actual: ¡¡Mírele los pies con atención, esmero y ahínco!!...y si el señor Honguito ya está presente contacte a su dermatólogo o podólogo mas cercano!

Hasta la próxima...!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

q sin sentido este post y de lo mas intrascendente....ya se como eres: eres feo y encima no sabes vestir.....hablar de eso, bah!!!!!

Mefisto dijo...

IMO nada de intrascendente: ver q la pareja tiene hongos en los pies, especialmente en verano (sea q la pareja es h ó m) es de lo mas matapasiones q me puedo imaginar...

Y ademas puedes terminar contagiado(a).

El Cuerdo dijo...

¿Sin sentido? ¿Intrascendente? ¿Feo? ¿Malvestido? Seguro la usuaria anónima tiene hasta a Tarzán saltando de uña a uña en sus pies, y se sintió directamente aludida.

Ya sabes, mamita. Anda pídele a Papá Noel que te regale una consulta con un buen dermatólogo esta Navidad, en vez de andar haciendo comentarios tarados.

Espergesia dijo...

estoy de acuerdo no es feo ni intrascendente....es super hiper importante todo lo que tenga que ver con como se ve y como se siente...con higiene aunque no en este especial caso...pero hay cura y hay que usarla nada menos femenina que una mujer con media uña verde y montada y media normal...da impresión da wacala. Obviamente el sentimiento es extensivo para con los hombres.